jueves, 19 de septiembre de 2013

La verdad sobre estar sentados

Buenos días,

¿sabíais que el simple hecho de estar sentados nos va matando poco a poco? Antes, hace cientos de años, la mayor parte de nuestra vida como humanos ha sido vivida de pie, ya fuera atendiendo a las cosechas o cazando. Pero con la llegada de la televisión, de los ordenadores y el trabajo de oficina, estamos sentados más que nunca antes en la historia: 9'3 horas al día! Esto es incluso más del tiempo del que pasamos durmiendo, alrededor de unas 7'7 horas. Nuestros cuerpos no fueron construidos para eso, y está empezando a pasarnos factura. Quizá sea momento de empezar a levantarse, a moverse y a liderar el cambio!

Estar sentado más de 6 horas al día aumenta el riesgo de muerte en un 40% y de morir en los próximos 15 años respecto a alguien que está sentado menos de 3 (incluso si se hace ejercicio). Hay estudios y una vez ya puse un texto similar, en que demuestran que el sólo reducir el tiempo que estamos sentados ya ayuda. Así pues está claro que estar sentados nos está matando, ¿pero cómo?

  • Estar sentado engorda. La gente obesa está sentada 2'5 horas más al día que la gente delgada. Estando sentados a penas consumimos energía. Para que os hagáis una idea, incluso mascando chicle gastamos más energía (17kcal), pero estando en el sofá tan solo 10kcal. Aunque los efectos de estar sentado no son solo a largo plazo, tu cuerpo empieza a deteriorarse en el mismo instante en que nos sentamos.
En cuanto te sientas:
  • La actividad eléctrica de tus músculos de las piernas se detiene
  • El consumo de calorías desciendo a 1 por minuto
  • Las enzimas que ayudan a romper las grasas caen en un 90%
  • Tras 2 horas el colesterol bueno cae un 20%
  • Y tras largas exposiciones la eficacia de la insulina cae en un 24% y aumenta el riesgo de diabetes
  • ¡Las personas con trabajos sedentarios tienen un índice de enfermedades cardiovasculares del doble respecto a las personas que trabajan de pie!
  • Cada 3 horas sentados frente al sofá hay un 64% más de posibilidades de morir por enfermedad cardíaca, y cada hora extra más, se aumenta en un 11%
Los 30 minutos diarios de actividad física recomendados no son suficientes. Levántate siempre que puedas, haz estiramientos, vete andando a los lugares, sube escaleras en vez de coger el ascensor... Andando quemamos de 3 a 5 veces más calorías que las que quemamos estando sentados. Aprovecha cualquier oportunidad para andar por la oficina o puesto de trabajo. 

El cuerpo humano sencillamente no está hecho para estar sentado durante largos periodos de tiempo. Hace cientos de años, cuando todos trabajaban duro en el campo o en las fábricas, la obesidad era básicamente inexistente. Pero desde que no podemos correr libremente por el campo hasta el fin de nuestros días, debemos ayudar a nuestro cuerpo de otras maneras.

Así pues, después de esto... ¿qué os parece si empezamos a liderar el cambio y nos levantamos? :)