viernes, 8 de febrero de 2013

Dias 6, 7 y 8


El reto está llegando a su fin, y cada día que pasa lo afronto con más ganas, aunque por otra parte estoy deseando que llegue el lunes para tomarme una semana de descanso. Después de 8 días y 510 km recorridos estoy notando como el cuerpo me está pidiendo que le dé tiempo a recuperarse. Y es que tanto ejercicio día tras día sin parar ni uno solo... acaba haciendo mella.

Pues bien, el miércoles decidí dividir el día en dos sesiones, un por la mañana y otra por la tarde. En la de la mañana hice 43km en bici, y tal como llegué a casa, la guardé, calcé el zapato deportivo, me cambié de ropa  y salí a correr 7km, completando así la mañana con 50km exactos. La sesión de la tarde fue parecida a la anterior aunque algo más “light”. Hice 10km en bicicleta (intentando ir a un ritmo un poco fuerte) y seguidamente otros 12 corriendo (a una intensidad algo más elevada que la de días atrás).

El jueves estaba cansado mentalmente, parecerá una tontería pero el tener que pensar qué camino escoger, qué dirección seguir, calcular las etapas y distancias entre ciudades, etcétera, cansa. Así que ayer decidí hacer una ruta urbana. Ésta consistía en rodear Igualada, Vilanova del Camí y Montbuí por el exterior, es decir, por las calles más ajenas al centro. La vuelta entera era de unos 16 km aproximadamente, así que hice 3 vueltas al recorrido, 48km en total. Hay que ver qué descanso y liberación mental me dio este recorrido. No fue tan “chulo” como otros días en los que hay trialeras, bajadas por laderas empinadas, algún salto entre los caminos de los bosques y demás, pero sí fue un relax para mi cabeza. Pasada la tarde salí a correr 14 km. Ritmo suave está claro, entre que no quiero forzar y el cansancio acumulado… pues los 14 km se me fueron a 1h 20’ 51”. Pero bueno, que ahí están.

Por último hoy viernes. Mi idea era hacer el mismo recorrido que el viernes pasado (Igualada-La Panadella-Cervera-La Panadella-Igualada), pero ha sido imposible. He llegado solo hasta La Panadella, pero el frío y el aire que hacía era helador. Tenía los pies y las manos que no podía moverlos, por lo que me he tenido que meter en una cafetería que hay allí nada más llegar. El termómetro marcaba -1º, pero con el aire, la sensación térmica era mucho menor. Estaba tiritando y no notaba absolutamente para nada ni pies ni manos. Tal cual entrar lo primero que he hecho ha sido ir al baño y poner las manos bajo el secador. Tenía los dedos más que colorados y llevaba encima una tiritona que ni estando enfermo. Así que visto el panorama he decidido dar media vuelta, volver a Igualada y allí ya hacer algo más, porqué llegar a Cervera lo hubiera hecho sí, pero llegando allí como cubito de hielo, así que lo más sensato ha sido volver hacia aquí. Al llegar he hecho el recorrido Espelt-Ódena-Vilanova del Camí-Igualada, completando la mañana con 71km. Después por la tarde he hecho 9km en bici y 3 corriendo, en un tiempo de 44’ 18”.

Esto ha sido todo por hoy, ahora llega el fin de semana y por delante quedan 68km en bici y 22 corriendo. ¡ESTO YA SE ACABA!

- Recorrido Miércoles -


- Recorrido Jueves - 


- Recorrido Viernes -


- La Panadella -



- Descanso en El Raval d'Aguilera -