martes, 25 de marzo de 2014

¿Luz al final del tunel?

Buenas tardes queridísimos/as lectores/as,

hacía tiempo que quería escribir esta entrada, ojalá la hubiera podido escribir antes, mucho antes, porque de ser así significaría que no hubiera tenido que pasar por estos meses que tantas desilusiones me he llevado. La baja forma en la que estoy ahora creo que no la tenía ni tan siquiera cuando empecé a correr. ¿La causa de ello? Lesiones y más lesiones. Cuando no era una rodilla, era la otra, y después se añadía el tobillo para dar paso, una semana más tarde, a pinchazos en el tensor de la fascia lata. Aunque lo peor sin duda alguna, han sido las rodillas, sobretodo la izquierda.

En los últimos 4 meses y 20 días (140 días en total) apenas he podido salir a entrenar, en todo este tiempo tan solo he hecho 12 entrenamientos + 3 carreras (y ninguna de ellas más larga de 7km y con un desnivel total acumulado de menos de 200m). En estos 4 meses he estado bastante apagadillo y la verdad había pensado en dejar el correr y ponerme a hacer alguna otra cosa que no implicara impacto. Tampoco recibo mucho apoyo, tan necesario en estos casos, sino más bien reproches del tipo "estás muy delgado", pesando más o menos como siempre he pesado (70'2kg), "estás obsesionado con tanto correr", "ya podrías dedicar el mismo tiempo en otras cosas" y semejantes. Además a cada entrenamiento que hacia cuando ya me notaba mejor, los primeros bastante breves, de tan solo 20-25 minutos, en cuanto llevaba 3-4 minutos corriendo la rodilla me volvía a doler, y era estar otra vez dos semanas parado, con hielo, yendo al fisio y total, ¿para qué? Para que a la mínima que hacía un poco de deporte me notara los pinchazos de siempre. Así que como veis bastante mal en este aspecto.


Pero poco a poco, después de mucho descanso, baños de agua fría, masajes, estiramientos... ahora empiezo a ver algo de claridad en este oscuro túnel. Espero que no sea otra falsa alarma y que esta vez sea la de verdad y deje atrás tanto tiempo en reposo.

Quiero volver a ilusionarme de nuevo al levantarme cada mañana sabiendo que puedo ir a entrenar sin problemas, volver a correr a ritmos de 3'45"-4'/km y no a 5-6min/km como lo estoy haciendo ahora, poder volver a subir y bajar montañas disfrutando de las vistas y paisajes que éstas nos dan, ponerme nervioso de nuevo en cada carrera esperando el pistoletazo aún sabiendo que no opto a nada, a analizar mis entrenamientos e irme a dormir pensando en el recorrido que haré en el entreno siguiente; en definitiva, a volver a hacer con normalidad lo que me hace feliz y con lo que más disfruto y me apasiona, correr.

Un abrazo y a todos aquellos que esteis lesionados ánimo y no os desanimeis. Hasta pronto :)